Hammett, Dashiell

Dashiell Hammett nació en Eastern Shore -Maryland- en 1894 y murió en 1963 en Nueva York. Dejó la escuela a los 13 años y pasó por múltiples empleos antes de lograr el éxito como escritor.

Sargento de un cuerpo de ambulancias motorizadas durante la primera guerra mundial, enfermó de los pulmones por lo que fue licenciado y tuvo que regresar a su país, donde ejerció los más diversos oficios.

Hammett sufriría de mala salud por sus brotes de tuberculosis y alcoholismo durante toda su vida. En 1933 se embarcó en una larga y tumultuosa relación con Lillian Hellman, lectora de guiones que tenía la ambición de convertirse en dramaturga.

Trabajó como detective privado en la celebérrima agencia Pinkerton de 1915 a 1918 y de sus experiencias en ella surgió precisamente su vocación literaria y, tras varias publicaciones menores obtuvo un éxito extraordinario con "Cosecha roja" lo que le animó a seguir escribiendo.

“Cosecha Roja” (1929), "El halcón maltés" en 1930, "La llave de cristal" en 1931 y "El hombre delgado" en 1932, son títulos que configuran el núcleo central de su obra. A partir de 1934, tras la publicación de “El hombre delgado”, Hammett no volvió a escribir novelas, sólo relatos cortos. Gracias al éxito de las versiones cinematográficas de sus obras su reputación le precedió en Hollywood, donde escribió varias historias para la pantalla.

En 1951, Hammett fue llamado a testificar en el proceso contra cuatro comunistas acusados de conspirar en contra del gobierno de los Estados Unidos. Declinó testificar y fue encarcelado durante cinco meses sin tener en cuenta su mal estado de salud. En este momento de su vida tenía 57 años.

Padre de la novela negra, Hammett revitalizó el género policiaco, llevándolo a nivel de impecable calidad literaria.

También escribió bajo los seudónimos de Peter Collinson, Daghull Hammett, Samuel Dashiell y Mary Jane Hammett.

Dashiell Hammett murió el 10 de enero de 1961.