Barraqueta, Juan

Profesión: 
Inspector de policía

Juan Barraqueta es un inspector de policía sin vocación, apocado, depresivo y sin vocación, que todos podemos tener como vecino en nuestra comunidad. Es un mediocre personaje que aparece por primera vez en la novela “El asesino de Zaragoza”

Barraqueta es amante de la cocina "normalita" (huevos, panceta, judías…), vive más o menos felizmente casado (como la mayoría de los mortales) en un tercero sin ascensor y se metió a policía después de licenciarse en Magisterio y descubrirse incapaz de aprobar una oposición de maestro. Como él mismo se define, un prófugo del arado como la mayoría, un fiel servidor del "todo por la nómina". Quizá su única peculiaridad sea, producto de su pasada formación académica, lo mucho que disfruta leyendo poesía (Virgilio, Iriarte, Samaniego, el Romancero Viejo) encerrado en su retrete, lo que en ocasiones le da las claves para resolver los casos a que debe enfrentarse.