Batelaar, Marja

Profesión: 
Inspectora de policía

Marja Batelaar es una mujer joven, licenciada en Bellas Artes, que se convierte en detective por causas oscuras y sin ninguna vocación.

Nacida en una familia culta de origen judío, se caracteriza por su personalidad retraída. Vive sola en una casa del Jordaan, un barrio bohemio de Amsterdam, a gusto con sus libros, su amistad con Louise -una artista que vive en un barco- y su relación sentimental en la distancia con Franz, su novio alemán, que vive en Berlín.

Trabaja como inspectora de la sección de homicidios de la policía regional de Amsterdam y
según el propio autor, su personaje es "un detective poco común, lejos de los hombres adultos, huraños, con problemas con el alcohol, que dominan la novela negra"