Gurney, David

Profesión: 
Ex-policía

Ex detective de homicidios de la policía de Nueva York se retiró después de 25 años de servicio. Como policía poseía un cerebro de una lógica privilegiada, cualidad que lo convertían en un detective formidable y le permitía mantener una tolerable distancia con los horrores de su profesión. Otros policías disponían de otros cojines: alcohol, solidaridad fraternal, cinismo. El escudo de Gurney era su capacidad para entender las situaciones como retos intelectuales y los crímenes como ecuaciones por resolver.

Tiene 47 años, vive en una sólida casa de labranza del siglo XIX en el condado de Delaware, a unos ocho kilómetros del pueblo de Walnut Crossing. . Está casado, en segundas nupcias, con Madeleine una mujer inteligente que colabora en sus investigaciones. En su vida tuvo lugar una tragedia, su hijo Danny de cuatro años murió atropellado por un conductor borracho. De su primer matrimonio con Karen tiene otro hijo: Kyle.

Es un poco claustrofóbico y odia los espacios sin ventanas, le gusta la cerveza Heineken y viaja con el Google Maps.