Error message

  • Notice: Undefined index: text_processing in _text_sanitize() (line 321 of /srv/www/httpdocs/bibliotecanegra.com/www/modules/field/modules/text/text.module).
  • Notice: Undefined index: value in _text_sanitize() (line 321 of /srv/www/httpdocs/bibliotecanegra.com/www/modules/field/modules/text/text.module).

Montalbano, Salvo

Serie TV: 
Profesión: 
Comisario de policía

Salvo Montalbano nació en Catania y trabaja como comisario de policía en Vigàta, pequeño pueblo imaginario de Sicilia habitual en las novelas de Camilleri. Vigàta es en realidad Porto Empedocle, ciudad natal del autor.
Salvo vive en Marinella, en una casa al lado del mar. Le conocemos con 45 años y en Ardores de Agosto ha cumplido 55, no lleva bien el paso del tiempo. Tiene un carácter endiablado y un retorcido sentido del humor. Livia es su eterna compañera, vive en Génova y aparte de la distancia, también les separan el trabajo de Montalbano y sus diferentes modos de ver la vida. Tiene una amistad especial con Ingrid, sueca, liberal y magnífica conductora.
Salvo aborda a su manera el trabajo policial, eso le causa enfrentamientos con sus jefes: Bonetti-Alderighi y Lattes, a quien llaman “leche y mieles” por sus modales empalagosos.
Sus compañeros de trabajo son muy importantes en las historias: Fazio y sus datos inútiles, Gallo, Galluzzo y sobre todo Mimì Augello, que es amigo personal y con quien más encontronazos tiene: Montalbano vive como una traición personal el matrimonio de este casanova.
Catarella es “en persona personalmente” uno de los personajes más entrañables, sus continuas confusiones al hablar crean algunos de los momentos más divertidos de las novelas.
Las dos televisiones del pueblo son TeleVigàta y ReteLibera, donde trabaja su amigo Nicolò Zito. Ambas reflejan dos modos diferentes de ver la vida, la primera siempre con un tufo amarillo y sensacionalista, la segunda más comprometida y dispuesta a colaborar con Montalbano a resolver sus casos.
El nombre de Montalbano, es un homenaje a Manuel Montalbán, autor de Pepe Carvalho. Al igual que éste, Montalbano adora la comida. A través de los platos que le prepara Adelina, su fiel asistenta y por sus visitas a la hostería San Calogero y luego a Enzo, descubrimos la sencilla cocina de Sicilia: arancini (croquetas sicilianas), pappanozza, caponatina, pasta con ajo y aceite, salmonetes fritos, pulpitos…